Una competencia para contrarrestar el sedentarismo de la pandemia



Por: Redacción Dimensión Cooperativa.

La gran cita del martes 21 de septiembre fue en el parque de la biblioteca Peñón Redondo, al sur de la ciudad de Neiva, hasta donde llegó una cantidad significativa de niños, niñas y jóvenes quienes junto a sus padres de familia y acudientes disfrutaron de una tarde deportiva.

Mientras los más pequeños competían en las carreras de obstáculos, los mayores sacaban sus celulares para grabar ese momento de euforia. No faltaba el papá o la abuela emocionada que gritara con todas sus fuerzas animando al niño o la niña que ya empezaba a destilar sudor fresco.

Entrenadores, líderes comunitarios, padres de familia, personal de logística, de enfermería, todos pusieron su granito de arena para que la experiencia del primer festival deportivo en la comuna 8 quedara como un recuerdo maravillosa en la mente de los participantes.

Emily García Lugo, una de las mamitas que permanecía en las gradas del polideportivo observando atenta a su hija de 7 años agradeció el espacio que brinda la alcaldía municipal en convenio con FUNDAUTRAHUILCA para contrarrestar los complicaciones que ha dejado consigo la pandemia: “Me parece una actividad muy bonita, muy didáctica, me ha gustado mucho porque los niños se desestresan, salen un poquito de ese encierro de la pandemia, veo a la niña súper motivada. Invito a los papitos a que traigan a sus hijos a estas actividades porque son muy buenos, porque así podemos separarlos un poquito de la televisión, aquí están ejercitándose, están conociendo nuevos amiguitos, están haciendo deportes y se alejan un poquito de esa rutina de la pandemia”.





Con pancartas y muchas disposición, así reciben los niños, niñas y jóvenes de las comunas de Neiva el Festival deportivo.




Y es que mirar de cerca la alegría de los niños, niñas y jóvenes participantes no tiene precio, pues en ellos se percibe la alegría de poder correr con libertad, estar en contacto con más personas y disfrutar de una jornada de competencia sana que también les alimenta sus emociones, pues es una experiencia maravillosa observar cómo se animan entre sí, se felicitan por el buen desempeño en la competición, se regalan sonrisas y al final poder ver cómo se despidieron con un gesto amigable al cierre del festival.

Pero todo no queda en diversión, el festival está pensado estratégicamente para suplir cada necesidad de la población participante, por eso está la asistencia médica de dos auxiliares de enfermería que están al pendiente de cada eventualidad que pueda presentarse durante la jornada.

Cris Anyela Sanabria Medina, auxiliar de enfermería del Centro de Iniciación y Formación Deportiva CIFD: “No estamos adversos a que algún accidente ocurra por eso es importante estar en estos espacios, no solo por los niños si no por los padres o entrenadores que les pueda pasar algo y nosotros estamos capacitados para atenderlos. Además inicialmente pasamos por cada una de las comunas haciendo una valoración que consiste en tallar, pesar a los niños, sacar el índice de masa corporal y mirar las condiciones en las que esté el niño”.




El equipo logístico trabaja en sinergia para hacer del festival una actividad organizada y sin contratiempos.